Un homenaje a la juventud y los estudiantes

12 de Febrero

Otra vez salieron a protestar por sus derechos los jóvenes indignados.

Salieron unidos jóvenes, liceísta, universitarios y trabajadores.

Con irreverencia y en paz exigían sus derechos y la libertad de sus compañeros.

En toda Venezuela se reunieron y protestaron, decenas de miles en la calle se encontraron.

Un joven de Guarenas, como Jesús carpintero dedicado, por primer vez salió convencido y esperanzado, ilusionado llegó a Caracas y con miles se encontró.

A las 12 llegaron  a la Fiscalía y pacíficamente exigieron y protestaron.

No había Policía ni Guardia Nacional.

Pasaron dos horas y llegaron policías represores y colectivos armados.

De camionetas y motos disparando se bajaron y a las 3:05 con un disparo en la cabeza a Bassil lo asesinaron.

No fue la única víctima ya que entre colectivos armados a su líder Juancho Montoya también asesinaron.

La matanza continuó, no habían terminado, a las 7 de la noche ya oscuro en Chacao dos hombres de negro encapuchados y en moto, también con un disparo en la cabeza a Robert Redman asesinaron.

Todo estaba planeado, a las 4:15 el autor intelectual lanzó su falsa acusación.

A las 6 la Fiscalía emitió privativa de libertad ya las 8 el Tribunal firmó la Orden de Captura.

Así se materializó el plan y cumplieron su amenaza.

A más de 30 jóvenes apresaron, golpearon y torturaron a muchos soltaron y solo a 4 encarcelaron para montar el falso juicio que desde el principio montaron.

Sin pruebas ni testigos y pisando sus derechos el juicio enfrentaron, que con poder maldad e injusticia la condena cocinaron.

Gracias a periodistas honestos y valientes se supo la verdad.

Ese 12 de Febrero fueron las órdenes y las armas del poder que a 3 jóvenes mataron.

Tres años más tarde, solo el asesino de Bassil, un policía del Sebin ha sido condenado.

La verdad era imposible tapar, pero quien mandó a disparar?

Los responsables de esas muertes, que ordenaron disparar, sabiendo que a jóvenes iban a matar, no han sido juzgados y con lo impunidad se han arropado.

Hoy 12 de Febrero, siguen vivas, las razones para protestar y para desgracia de todos tenemos menos libertad.

Queremos cambio y no vamos a parar hasta lograr conquistar democracia y libertad.

A los caídos, los heridos, presos y perseguidos.

A los soñadores, idealistas, juventud comprometida.

Fuerza y Fe!

Leopoldo Lopez