Hoy inicia una nueva etapa de la resistencia democrática y el inicio de un compromiso. De ese compromiso depende que logremos nuestros objetivos: recuperar nuestra libertad y nuestra democracia.

Con responsabilidad, no podemos decir que esta dictadura la derrotaremos mañana o la semana que viene, pero, con igual responsabilidad, si podemos garantizar dos cosas: que la vamos a derrotar y que el tiempo para que eso suceda depende de nosotros mismos. Depende de lo que hagamos a partir de hoy. Depende de los que están aquí concentrados, de los que están en sus hogares, de los que están de forma obligada regados por el mundo, de los que están en las redes sociales, depende de nosotros, los venezolanos. 

La senda para salir de la dictadura comienza por estar convencidos de que debemos recorrer un difícil caminocamino incierto y lleno de adversidades cuando se recorre en dictadura. Yo estoy preso por haber alzado mi voz y convocado a la protesta pacífica, pero la verdad es que hoy todos los venezolanos estamos presos y somos víctimas de la opresión.

Hermanos hermanas, la dictadura sabe que el primer terreno donde debe derrotar a los que luchan por la democracia es el terreno de la moral, del espíritu. Por eso utilizan toda su propaganda para desmotivar, desmoralizar, amedrentar, asustar y desmovilizarnos. Nos quieren pasivos en nuestro espíritu y por tanto en nuestras acciones.  Y he aquí, la primera razón de esta convocatoria, mandarle un mensaje a la dictadura: no podrán con un pueblo decidido y determinado al cambio.

A todos nos llamarán golpistas, terroristas, delincuentes. Nos llamarán por lo que ellos son en realidad. No nos debe importar cómo nos llame la dictadura. Esto que está naciendo hoy solo tiene un nombre: dignidad y resistencia democrática. Vamos a resistir, vamos a luchar y vamos a ganar porque estamos del lado correcto de la historia junto al pueblo venezolano.

A partir de hoy vamos a iniciar una escalada de presión popular y democrática y nuestro método no puede ser otro que la no violencia. Y quiero explicar muy bien esto. La lucha no violenta NO ES PASIVANO ES CONTEMPLATIVA, NO ES COMPLACIENTE. Los más importantes referentes de la política de la no violencia, Gandhi, Mandela, Luther King, han sido figuras profundamente irreverentes y desafiantes del status quo. La no violencia es irreverente y desafiante, y sí, hay que decirlo, es una forma de lucha que también está llena de riesgos por su naturaleza rebelde. Habrá represión, es responsable decirlo. Como no esperarla si estamos enfrentando a una dictadura.

A partir de hoy vamos a iniciar una escalada de presión popular y democrática en tres ámbitos de acción muy claros: lo internacional , la calle y lo político-social. Estos son los terrenos de lucha de los demócratas, de los pueblos en resistencia.

En lo internacional vamos a redoblar nuestro esfuerzo. Hemos avanzado muchísimo. La dictadura está completamente desnuda. Hoy el mundo tiene muy claro que en Venezuela no hay un gobierno democrático. Agradecemos las solicitudes por la liberación de los presos políticos, el  respeto de los derechos humanos y el retorno de la democracia en nuestro país realizados por gobiernos, parlamentos, ex-presidentes, premios Nobel y organizaciones internacionales. Todo el mundo, sin importar sus diferencias ideológicas o partidistas, han cerrado filas en torno a la causa democrática en nuestro país y por ello agradecemos los pronunciamientos de los presidentes Horacio Cartes de Paraguay,  Pedro Pablo Kuczynski del Perú, Mauricio Macri de Argentina, Donald Trump de Estados Unidos y Mariano Rajoy de Españala declaración conjunta de los ex presidentes Felipe González y José MaríAznar, de los 37 ex-presidentes agrupados en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) y el interés del congreso de los Estados Unidos y del Parlamento Europeo conformado por partidos de izquierda, centro y derecha, por la situación de Venezuela. De igual forma agradecemos a la Internacional Socialista por el apoyo firme dado a nuestra causa.

Le he solicitado a mi esposa Lilian, a quien admiro y doy gracias por su entrega y dedicación en la defensa incansable de los Derechos Humanos, que continúe en esta cruzada. La comunidad internacional, los demócratas del mundo, pueden y deben  ayudar a los venezolanos en las acciones que le corresponden: en el plano diplomático y político. En concreto solicitaremos a la OEA y Mercosur la reactivación de los procedimientos para la activación de las cláusulas democráticas.

En la calle con el pueblo. Con organización y objetivos claros. El compromiso es muy simple. Cada uno de nosotros dirá presente en las próximas convocatorias con una persona más. Así seremos el doble en la próxima y en la próxima. Así, pronto, muy pronto, seremos millones en las calles. Y la dictadura tendrá que tomar sus decisiones. La nuestra ya la hemos tomado. Con millones en las calles ganaremos y sencillamente será imposible reprimir por parte de la dictadura.  

Esa es la esencia de la no violencia, de la desobediencia. Estar donde la dictadura no quiere que estemos. Tengamos siempre presente que así como nuestro pueblo no es como la élite corrupta y narcotraficante que lo oprime, nuestra Fuerza Armada está conformada por una inmensa mayoría decente y honesta, muy distinta a la élite corrupta y narcotraficante que mancilla su nombre y honor.

En lo político-social, iniciaremos actos de desobediencia activa que le hagan saber a quienes hoy usurpan y ejercen ilegalmente funciones y son instrumentos serviles de la dictadura como el TSJ y el CNE, que cuando se abusa del abuso, este se agota. Ejemplo de ello, es lo que dignamente han hecho los estudiantes de la UCV el día de ayer, siempre los estudiantes a la vanguardia, de pasarle por encima a una sentencia que les prohibía realizar sus elecciones y las hicieron.

Y hoy queremos proponerle al país la realización de una consulta popular y ciudadana donde los venezolanos decidamos la realización de unas elecciones generales, esto es elecciones presidenciales adelantadas y la realización de las elecciones de gobernadores (vencidas el año pasado)  y alcaldes  (que vencen en diciembre). Le propongo a todos los sectores de la gran unidad democrática nacional a que terminemos de materializar la nueva organización y que como primera acción se debata de manera perentoria este planteamiento y los procedimientos para una implementación incluyente y transparente y que se convoque para el mes de marzo, a una gran toma nacional de las calles de Venezuela para la convocatoria a Elecciones Generales. Estamos en la obligación de promover y organizar la Rebelión de los Votos. Y esa rebelión es la calle, pacíficamente, pero en la calle y no de un día sino de todos los días necesarios hasta conquistar la libertad y la democracia.

Al CNE le decimos: nunca es tarde para rectificar, para ponerse del lado correcto de la historia, del lado del pueblo. O ustedes cumplen con su deber de tramitar y realizar las elecciones y referéndums que pauta nuestra Constitución, o el pueblo les pasa por encima. U organizan las elecciones que exige la Constitución o las realiza el pueblo. O reconocen al pueblo o el pueblo los desconoce. Si el CNE continúa en su actitud, Venezuela cuenta con muchas instituciones con credibilidad para acometer está cruzada como la Iglesia y numerosas ONG’s y podemos contar con observación calificada internacional. Ya basta de cronograma electorales de plastilina  que se amoldan a la conveniencia del poder y no de los intereses del pueblo.

Como dice Gandhi, “En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle… podrán torturar mi cuerpo, romper mis huesos e incluso matarme. Así, obtendrán mi cadáverNo mi obediencia.” 

Pueblo de Venezuela, bravo pueblo de Venezuela, hagamos honor a nuestro himno y que se sienta en cada rincón de Venezuela que hemos decidió romper las cadenas,  lanzar los yugos y que muera la opresión.

¡Fuerza, Fuerza y Fe!

Leopoldo López

Cárcel Militar de Ramo Verde