Estamos convencidos de que, con nuestros recursos abundantes, se puede garantizar el Progreso de todos los venezolanos.

Tenemos un vasto territorio lleno de bondades naturales que alientan el interés turístico; también tenemos un subsuelo lleno de minerales codiciados por el mundo; pero sobre todo, tenemos una inmensa cantidad de personas dispuestas a dar lo mejor de sí cada día para superarse. Si unimos todas estas ventajas a un modelo económico adecuado, que impulse la producción nacional, se podrá generar empleo formal, productivo.

Podremos construir una Venezuela con un Estado que mantenga relaciones armoniosas, productivas y equitativas con el mundo y que entienda la globalización como una oportunidad.

Una Venezuela con un Estado que garantice el uso sostenible y eco-eficiente de nuestros recursos naturales.

Una Venezuela con una economía no dependiente del petróleo, competitiva, estable y confiable.

Una Venezuela con una economía que reconozca y respete los diversos tipos de propiedad, como el producto del esfuerzo personal y colectivo. Con un sector productivo próspero, sólido, seguro, y con un alto grado de compromiso y responsabilidad social.

Una Venezuela que incorpore el inmenso capital humano de nuestros ciudadanos, en especial el de los jóvenes, a los procesos de producción y generación de riquezas y bienestar para la nación.

lavenezueladeprogreso