(Ramo Verde, 09.11.2015).– El líder opositor venezolano y preso de conciencia, Leopoldo López, filtró una carta desde la cárcel militar de Ramo Verde, titulada “¿La mayoría para qué?”, en la que insta al pueblo venezolano a votar masivamente el 6 de diciembre por los candidatos de la Unidad y a defender la voluntad popular para así, con una nueva Asamblea Nacional al servicio de todos los venezolanos, concretar dentro del primer semestre del año 2016 el cambio del modelo fracasado mediante los mecanismos que contempla la Constitución venezolana.
Para el líder de Voluntad Popular, liberar a Venezuela se traduce en “cambiar el modelo político impuesto por la dictadura que hoy gobierna, romper las cadenas del sistema inmoral que hoy nos oprime y construir las bases de un modelo inclusivo que nos garantice paz, bienestar y progreso”.
López da un espaldarazo a los candidatos de la Unidad, sobre quienes dice “están comprometidos con construir soluciones a la crisis e impulsar la activación de los mecanismos constitucionales para el cambio político que hagan posible esas soluciones dentro del primer semestre del 2016”.
Finalmente recuerda que esos mecanismos sobre los que la Unidad dará un profundo debate para lograr el cambio en el primer semestre de 2016 son la enmienda constitucional, el referendo revocatorio, la renuncia presidencial y la asamblea nacional constituyente.
¿La mayoría para qué? Pag. 1
¿La mayoría para qué? Pag. 2
¿La mayoría para qué? Pag. 3
¿La mayoría para qué? Pag. 4
A continuación reproducimos la misiva:
¿La mayoría para qué?
Hoy los venezolanos estamos claros, en Venezuela gobierna una dictadura. A eso nos enfrentamos.
Nuestro pueblo sabe que ganar la Asamblea Nacional el 6 de diciembre es un objetivo fundamental en el camino por conquistar la democracia y construir La Mejor Venezuela, pero también sabe que no es la última batalla.
Con esa claridad el pueblo venezolano se ha crecido en la adversidad y en medio de la peor crisis de su historia está lleno de fuerza para acometer las luchas que tenemos en el horizonte porque sabe que de la mano de los candidatos de la Unidad, el cambio viene y nada lo detiene.
Hoy, el pueblo que anhela cambio se sabe mayoría, pero tenemos que demostrar esa mayoría en las urnas electorales el 6 de diciembre. Hay que salir a votar masivamente.
Y luego más importante aún, defender esos votos, pacíficamente, con coraje, firmeza y organización. No vacilemos en defender la Voluntad Popular.
Hecho esto, habremos debilitado a esta dictadura con una nueva asamblea nacional. Y desde allí, se impulsará el cambio político de quienes hoy usurpan el poder de la república. Porque esta Asamblea Nac ional no solo tiene la responsabilidad de dictar leyes democráticas sino que tiene una responsabilidad histórica. Impulsar el cambio político que anhelan todos los venezolanos.
Los diputados de la Unidad están comprometidos a lograr ese cambio, y tienen el apoyo de un pueblo determinado a conquistar la democracia y liberar a Venezuela.
¿Y qué es liberar a Venezuela? Cambiar el modelo. Romper las cadenas del sistema inmoral que hoy nos oprime, y construir las bases de un modelo inclusivo, que nos garantice Paz, Bienestar y Progreso.
Pero para lograr un nuevo modelo, necesitamos el cambio político de cúpula  que usurpa los Poderes del Estado. Esto lo entiende a la perfección nuestro pueblo y los partidos que hacen vida en la Mesa de la Unidad Democrática. Y es por esto que llegamos a un acuerdo político histórico, firmado el día 23 de julio de 2015, en donde las fuerzas democráticas de Venezuela  nos comprometimos en conjunto, en unidad perfecta, y cito textual:
“Nos comprometemos a impulsar este proceso de construcción de soluciones a la crisis y a la activación de los mecanismos constitucionales para el cambio político que hagan posible tales soluciones en el primer semestre de 2016”.
Quiero resaltar la sabiduría de los redactores de este documento  histórico cuando dicen: “El cambio político que haga posible tales soluciones”.
Mo habrá solución a los problemas que sufrimos los venezolanos sin que antes hayamos podido lograr el cambio de la cúpula corrupta que hoy usurpa el poder.
Y no podemos esperar años. No se puede esperar a las elecciones presidenciales del año 2019, el cambio político lo impulsaremos en el primer semestre del 2016. El 90% del país así lo quiere, y la constitución lo permite.
Con el mismo espíritu unitario los compañeros de la Unidad también acordamos dar una discusión profunda  sobre cuál mecanismo activar para lograr el cambio político, si es la enmienda, la renuncia, el revocatorio o la constituyente.
Pero esta discusión no nos desviará del mayor acuerdo que hemos alcanzado, el cambio político en Venezuela tiene fecha, y es el primer semestre del 2016.
Yo no tengo ni una sombra de duda en mi mente o en mi alma de que lo vamos a lograr.
Fuerza y Fe, Venezuela
Leopoldo López
Cárcel Militar de Ramo Verde